La Société de la Table y el Sauce Azul

La Société de la Table y el Sauce Azul

El pánico al folio en blanco ha retrasado notablemente esta primera newsletter de La Société de la Table. Nuestras disculpas. Ahora, para contrarrestar en lo posible lo ampuloso de nuestra denominación social, iniciamos nuestra serie de Newsletters anunciando la llegada del poco pretencioso y siempre popular "sauce azul"

 

El motivo "Blue Willow" es uno de los diseños más populares del mundo. Contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa,no fue inventado en China, sino en Inglaterra, hacia 1790 probablemente para la fábrica de Minton o Spode. La inspiración es claramente china, pero la ejecución es una adaptación europea de los motivos chinos populares: el sauce llorón, la pagoda, las golondrinas. Tuvo éxito desde sus inicios y por si fuera poco los ingeniosos ingleses se inventaron una falsa leyenda de amor, poder y celos que se supone inspira su dibujo...

La leyenda cuenta la historia de un riquísimo potentado mandarín que tenía una bellísima hija llamada Koong-se. El rico mandarin, que era de reciente fortuna, planeaba ennoblever su estirpe casando a Koong-se con un duque imperial. Pero hete aquí que Koong-se, por su cuenta y riesgo, se había enamorado de un fornido mozalbete que resultó ser el administrador de su padre (la historia dice contable, pero hemos preferido traducir libremente a administrador, porque la pasión loca por el contable no nos parecía verosímil). El mandarín se entera y encierra a Koong-se en una isla, en una casa rodeada de una verja (¿veis el dibujo?). El duque llega por mar dispuesto a desposarse con la bella Koon-se, pero la vispera de la boda, el administrador, disfrazado de sirviente, se cuela en el palacio y huye con Koong-se, ambos perseguidos por el mandarin, látigo en mano (esos son, se supone, los tres del puente). El mandarin da muerte a los amantes que, sin embargo, por intercesión de los dioses apiadados de su puro amor, se convierten para siempre en dos golondrinas (arriba a la izquierda). 

La leyenda es sacarinosa a más no poder, pero contables enamorados a parte, el plato en su versión actual de bone china super-vitrificada, es de las mejores compras que hay. Mezcla bien con todo, es irrompible, no pasa de moda (lleva "llevándose" desde 1790) y puede servir de plato de "batalla" diaria como, debidamente acompañado, de plato "elegante". Lo podéis comprar pinchando aquí. Combina fenomenal con éstos individuales de hilo plastificado, que también aguantan carros y carretas y sirven igualmente "para la faena y para el paseillo"...

la_societe_de_la_table_denim_individual_plastificado_coated_placemat

Que podéis ver aquí. El color pálido se llama PERIWINKLE y el de abajo, que van a dejar de hacer pronto, DENIM (habrá un azul similar, un poco más oscuro, pero este ya no). Aprovechad para encargarlos porque a partir de enero el fabricante sube los precios. Van estupendamente con las servilletas Marina Blue, de algodón bordado con cuatro motivos marinos distintos.

la_societe_de_la_table_blue_willow_patternsociete_de_la_table_embroidered_napkins_servilletas_cangrejo_langosta_azul

Que podéis ver pinchando aquí De las servilletas es más fácil incluso enamorarse que del contable chino. Levantan cualquier mesa. Con un mantel azul y un plato blanco son la representación de la elegancia de bajo perfil. Sin estridencias. Miden 50X50 y aunque estamos totalmente de acuerdo en que hubiera sido mejor 70x70 y en hilo, éstas están estupendamente y la calidad es muy buena. 

Os esperamos pronto en Société de la Table. Si queréis. Si no queréis, os querremos igual.¡Mientras sobrevivamos!

 

Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies Aceptar